¿Quieres un Vientre Plano?

En ocasiones, nuestro cuerpo se hincha por malos hábitos, y sobre todo, nuestro abdomen se hincha o dilata haciéndonos sentirnos incómodos. Sin duda alguna, para dar solución a este pequeño problema es saber qué comer y qué no.

.

Un problema que hace que nos haga sentir incómodos y que nos genera todo tipo de molestias, como gases y desajustes intestinales, se suceden en muchas ocasiones por unas digestiones lentas y pesadas.

.

Si no se sufres ningún tipo de alergia ni intolerancia relacionada con la alimentación, la causa más común de ese malestar es una mala elección de los alimentos, unida a una mala rutina de comidas:

  • a deshoras
  • sin tiempo
  • hablando
  • masticando poco
  • llevar una mala o incorrecta alimentación

.

Además, convivir con un vientre hinchado es un problema que se agrava con algunos malos hábitos que nunca asociamos a tener tripa, como la falta de sueño o el sedentarismo, y que por ello vemos importante incidir más en nuestros hábitos diarios como en la propia alimentación y/o dieta.

.

.

Alimentos para un vientre plano

¿Quieres un Vientre Plano?Para conseguir un vientre plano no solo debemos quemar la grasa abdominal, sino que también es necesario librarse de los molestos gases que la mayoría de las veces se producen porque nuestro sistema digestivo realiza digestiones demasiado lentas que provocan la fermentación de los alimentos en el intestino y, por consiguiente, termina produciendo gases e hinchando nuestro vientre.

.

En este sentido, cuidado con la fibra. Si bien es importante introducir en la dieta la cantidad suficiente para favorecer el tránsito intestinal (se recomiendan de 25 a 30 gramos repartidos a lo largo de todo el día), no hay que excederse con ella ni aumentarla de forma brusca: debe ingerirse poco a poco, de forma progresiva, para evitar que provoque aún más gases.

.

Cuando hay tendencia a sufrir este problema es mejor tomar las frutas maduras y peladas, y las que mejor sientan son:

  • la pera
  • el melocotón
  • el melón y la sandía
  • el kiwi
  • la papaya
  • la piña.

.

Por contra, las que producen más gases son:

  • las uvas
  • las ciruelas pasas
  • los albaricoques
  • los plátanos

Por supuesto, es importante también llevar una correcta alimentación, y realizar ejercicio físico.

.

.

Alimentos que queman la grasa abdominal

Además, algunos alimentos tienen el «poder» de quemar la grasa que se acumula en el abdomen, porque contienen activos que ralentizan la digestión de los lípidos y estimulan el metabolismo. Estos son los que debes incluir en tu cesta de la compra:

  • Alcachofa. Una verdura diurética que ayuda a adelgazar y a depurar nuestro organismo porque evita la retención de líquidos, elimina las grasas y estimula nuestro metabolismo gracias a su alto contenido en fibra y en cinarina, una sustancia que favorece la digestión.

.

  • Lentejas. Su gran contenido en hierro facilita la combustión de la grasa; además aporta una buena cantidad de vitaminas B12 y B3 que también contribuyen a quemar la grasa.

.

  • Té verde. Contiene un polifenol antioxidante que ayuda a quemar la grasa blanca, que es la que suele acumularse en el abdomen. Para que sea más eficaz hay que tomar cautro tazas al día, en hoja y sin azúcar.
.
  • Cayena. El picante, general, aumenta la temperatura corporal, lo que incrementa el gasto calórico para regular la temperatura y ayuda a quemar grasas. Además, la cayena actúa sobre la grasa abdominal por su contenido en capsaicina.

.

  • Espinaca. Además de reducir el apetito y a aumentar la sensación de saciedad, actúa como quema grasas gracias a los tilacoides presentes en sus hojas, que ralentizan la digestión de las grasas.

.

  • Arándano. Ayudan a combatir la formación de células grasas gracias a los polifenoles, que contribuyen a proteger el hígado y a reducir los lípidos.
.
  • Zanahoria. La fama merecida de las zanahorias las sitúa en el podio de los alimentos para cuidar la piel, las uñas y el pelo. Pero lo que es menos conocido es su capacidad para conseguir un vientre plano ya que debido a su alto contenido en agua y fibra es muy depurativa y ayuda a eliminar toxinas y quemar grasa. Consumirla no solo aporta sensación de saciedad, evitando que comamos más de lo debido, también es un alimento génico; es decir, aumenta la temperatura corporal, lo que ayuda a quemar más calorías. Y por si fuera poco, sus propiedades antiinflamatorias (combate la pesadez, la hinchazón abdominal y las flatulencias) ayudan a conseguir un vientre plano.

.

  • Champiñón. Utilizados desde siempre en la medicina tradicional asiática por sus beneficios para nuestra salud, los hongos también son buenos para cuidar nuestra línea. En concreto, los champiñones, según afirma un estudio de la Universidad Johns Hopkins, que asegura que su consumo habitual promueve la pérdida de peso y la quema de grasa al regular los niveles de glucosa en la sangre. Además son ricos en proteínas, lo que acelera el metabolismo y aumenta el gasto calórico.
.
  • Coliflor y Brócoli. Las verduras crucíferas, como la coliflor y el brócoli, destacan por la gran cantidad de fibra de alta calidad que contienen, lo que hace que su poder saciante sea enorme y una de sus principales virtudes. Pero no la única, además de vitaminas -sobre todo ácido fólico y vitamina C- y minerales, contienen fitoquímicos que favorecen la pérdida de grasa y un buen aporte de proteínas para acelerar el metabolismo. El resultado de todo ello es que combaten la hinchazón y la retención de líquidos.

.

  • Calabaza. ¿Quién no ha oído hablar de la dieta de la calabaza? Es una de las mejores verduras para adelgazar porque además de su bajo índice calórico, aporta mucha agua y fibra. Y además de su contenido en vitaminas del grupo A, magnesio y fósforo, también es un excelente diurético, muy adecuado cuando se busca eliminar toxinas.
.
  • Espárragos. Otra de las verduras estrella cuando se trata de adelgazar y quemar calorías. Su gran baza (además de su altísimo contenido en fibra y por tanto su capacidad saciante) reside en la asparagina, un alcaloide que actúa directamente sobre las células y descompone la grasa. Por si fuera poco, tan solo aportan 20 calorías por cada 100 gramos, y son unos excelentes diuréticos, lo que contribuye a reducir la hinchazón del vientre y a eliminar toxinas.

.

  • Pepino. Muy bajo en calorías (solo 16 por cada 100 gramos), el pepino tiene la ventaja de poder consumirse también como un tentempié crudo entre horas para calmar el hambre y, de paso, ayudarnos a adelgazar ya que por su gran cantidad de agua y fibra es depurativo. Favorece el tránsito intestinal, ayuda a controlar el colesterol y evita la retención de líquidos porque es un estupendo diurético natural.
.
  • Jengibre. Es un gran antiinflamatorio intestinal. Puedes usarlo fresco, rallarlo y añadirlo a tus ensaladas, para condimentar platos de arroz o pasta o para dar más sabor al aceite de oliva, o añadirlo a licuados de piña, toronja y semillas de quinoa.

 

  • Chocolate Amargo. El chocolate negro tomado en pequeñas dosis ayuda a mejorar la digestión y a prevenir la hinchazón abdominal.

 

  • Yogur. El yogur natural o aquellos sin frutas y con pre/probióticos, fomentan una correcta flora gastrointestinal, ayudan a sentirnos livianos y a mantener en forma el abdomen.

 

  • MASTICAR BIEN. Masticar bien los alimentos y dedicar unos 20 minutos al acto de comer puede ayudarte a mejorar la distensión abdominal y evitar gases e hinchazones.

.

.

¿Una dieta contra la hinchazón abdominal?

Se puede elaborar una dieta concreta contra la hinchazón abdominal, programando un menú tipo para un día y que puede replicarse siguiendo el mismo patrón (y con alimentos quema grasas) durante una semana completa. También puede seguirse de lunes a viernes o después de días de excesos, como los que suelen darse durante las vacaciones, y permitirse algún capricho en el fin de semana si existe algún compromiso social.

.

Dieta sana para conseguir limpiar el intestino, desinflamarlo, y favorecer su ritmo regular, y que podría seguirla cualquier persona siempre que sienta que necesita un poco de ayuda para regular su tránsito intestinal. Puede seguirse siempre que se quiera porque no es una dieta específica (hipocalórica o restrictiva), sino que es una dieta que procura enseñar a comer alimentos que no producen gases ni hinchazón, o a comerlos únicamente a medio día para dar más tiempo al organismo a digerirlos correctamente.

.

POR EJEMPLO:

  • Nada más levantarnos, en ayunas, tomaremos un vaso de agua tibia.

 

  • Para desayunar, pasados unos minutos, tomaremos un plato de compota de manzana con pepitas de calabaza y chía, acompañado de un té verde.

 

  • A media mañana comeremos una pera y beberemos un té verde o una infusión de jengibre y limón.

 

  • Para comer, de primero tomaremos crema o caldo de verduras. De segundo, un plato de verduras al vapor con quinoa y lentejas o bien el mismo plato de verduras al vapor con una pieza de pescado al vapor. Terminaremos la comida con una infusión o un té verde.

 

  • A media tarde merendaremos un puñadito de frutos secos acompañado por una infusión o un té verde.

 

  • Para cenar tomaremos un caldo de verduras o un puré (preferiblemente de calabaza, puerro y manzana) al que añadiremos dos cucharadas de sésamo molido. De postre, un platito de compota de manzana y una infusión o té verde.

.

.

FUENTE: EL MUNDO

 

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro