Intolerancia a la Histamina, ¿qué puedo comer y qué no? ¿Hay tratamiento?

El Síndrome HANA es una histaminosis alimentaria no alérgica. Se presenta cuando se produce una acumulación de histamina en nuestro organismo por déficit de la enzima que la metaboliza, la Diamino oxidasa (DAO),  sin mediación de la inmunoglobulina E, que es lo habitual en las alergias. El síndrome de HANA es la histaminosis más frecuente, emergente, multisistémica y no bien conocida.

.

Una de las pruebas que se considera fundamental para saber si estamos ante un proceso alérgico o un HANA, independientemente de las síntomas, es una analítica específica.

.

.

¿Qué es la Histamina?

La histamina es una molécula vital y perversa a la vez. Es imprescindible para la vida puesto que está presente en muchas funciones de la biología de cualquier ser vivo. Su presencia es necesaria en cualquier zona anatómica, aunque en diferentes concentraciones.

.

Cuando las cantidades normales de histamina son sobrepasadas, ocasiona síntomas, bien localizados, o bien generalizados, que dan lugar a diferentes enfermedades, en función de las zonas donde se acumula o los cuadros clínicos que ocasiona.

.

.

Si atendemos al origen de este exceso de histamina, la histaminosis puede ser exógena o endógena.

Es exógena cuando la histamina contenida proviene de la dieta y no ha sido convenientemente desactivada en el tubo digestivo, pasando a sangre. Esto es lo que conocemos como síndrome de histaminosis enteral (HE).

.

La histaminosis exógena es un exceso de la histamina dentro de las células del propio individuo. En este caso, hay que diferenciar si estamos ante un proceso alérgico, si interviene la inmunoglobulina E (IdE) o es un HANA, si no es alérgico.
Hay otras situaciones de histaminosis donde la liberación se produce en ausencia de agentes causales conocidos como los alimentos, el estrés, la exposición al sol en exceso, etc. En estos casos, aún teniendo un buen control de la dieta, puede haber recrudecimiento del cuadro clínico.

.

.

Síntomas del Síndrome HANA

Es importante tener en cuenta que cada uno de estos síntomas pueden darse de manera individualizada sin estar relacionado con alimentos, pero si coinciden varios de ellos, lo más razonable es pensar que la histaminosis alimentaria puede ser la responsable del cuadro.
.
.

¿Cuáles son sus síntomas?

El síndrome HANA es multisintomático, una característica que nos puede confundir a la hora de diagnosticarlo.

Hay síntomas directos producidos por impacto de la molécula con los distintos receptores:

  • jaquecas
  • migrañas
  • disregulación de las secreciones (saliva, lágrimas, flujo vaginal)
  • hinchazón abdominal después de comer
  • calambres y contracturas musculares
  • estreñimiento y/o diarreas
  • Insomnio
  • cambios de humor
  • dificultad para enfocar la vista
  • fibromialgia
  • fatiga crónica
  • sialorrea
  • deshidrataciones de discos intervertebrales o acúfenos
  • y una larga lista de síntomas

Otros síntomas por acciones indirectas incluyen dolor por presión, deshidrataciones intervertebrales, estreñimiento y piel seca, entre otros.

.

Problemas diagnósticos del Síndrome HANA.

El principal problema para diagnosticar un síndrome de HANA es que el enfermo prioriza su síntoma mayor, ya sea una jaqueca, un colon irritable u otro síntoma cualquiera, y acude al especialista correspondiente. Será tratado de esa causa pero no del origen de la misma. Por ello, es muy importante ante la confluencia de varios síntomas realizar una analítica que nos conduzca a un correcto diagnóstico diferencial.

.
.

Diagnóstico Síndrome HANA

Para hacer un diagnóstico, lo primero que se hace es una historia clínica lo más completa posible, y tratar de establecer las posibles causas. Luego se determina las pruebas necesarias para poder descubrir las causas reales y así protocolizar el tratamiento más indicado. Si se descartan las causas no alimentarias y además los pacientes tienen un patrón de síntomas compatible con un proceso de histaminosis alimentaria, lo aconsejable sería investigar si existen alimentos implicados en el proceso, saber cuáles son, analizar la DAO y la IgE y posteriormente instaurar una dieta terapéutica como tratamiento base.
.
.
.

Tratamiento Síndrome HANA

Una vez que se diagnostica la causa del problema, se protocolizaría un tratamiento específico, corrigiendo el déficit enzimático que lo produce y con una dieta libre de alimentos ricos en histamina.   También hay que ver si la histamina acumulada procede de algún medicamento que tome el paciente, que pueda impedir que la histamina presente en la dieta se desactive completamente.
.
Por tanto, ¿cuál es el mejor tratamiento para este síndrome? LA DIETA es el principal tratamiento para tratar con HANA.
.
.

¿Se puede confundir un síndrome de HANA con una celiaquía o una alergia a la leche?

Asociar la HANA a intolerancias alimentarias comunes (lactosa o gluten) supone caer en un error bastante generalizado, ya que si bien el intolerante a la lactosa debe evitar aquellos productos que contienen exclusivamente este azúcar de la leche, padecer HANA implica descartar aquellos alimentos que contienen leche (y todas sus proteínas lácteas). Algo similar ocurre con el trigo, si bien un celíaco debe evitar aquellos alimentos que contienen gluten, el enfermo de HANA está obligado a descartar cualquier elaborado de trigo, aunque esté libre de gluten.

.

.

¿QUÉ ALIMENTOS DEBEMOS EVITAR?

  • Alcohol: champagne, vino tinto, cerveza, vino blanco

.

  • Café, té, vinagre y confitados

.

  • Carnes o pescados fermentados ahumados: salame, sardina, caballa, arenque, atún…

.

  • Pescado azul y marisco

.

  • Alimentos enlatados o encurtidos: chucrut, pepinillos en vinagre, salsa de pepinillos, salsa de  soja

.

  • Productos lácteos fermentados: yogur, kéfir, suero de leche

.

  • Lácteos: Leche y derivados (queso, yogur, actimel, cacaolat, natillas, nata, chocolate de leche, puré de patata artificial, helados, flan, crema catalana…)

.

  • Quesos añejos: parmesano, gouda, suizo, cheddar

.

  • Frutas Cítricas: naranja, limón, mandarina, pomelo, kiwi, piña, papaya, frambuesas, aguacate, plátano, fresa, ciruela

.

  • Frutos secos: nueces, cacahuetes, almendras

.

  • Verduras: tomates y productos de tomate, espinaca, pimiento, berenjena, patata, espinacas y acelgas. Y verduras fermentadas como el chucrut.

.

  • Legumbres: garbanzos, granos de soja, cacahuetes. Dentro de la Soja se incluiría la leche de soja y derivados (miso, tempe, tamari, tofu, lecitina de soja, brotes de soja, yogur de soja, salsa de soja…)

.

  • Otros: canela, chocolate y derivados (nocilla, cola-cao, bombones…), azúcar blanco y aditivos (glutamato o E-621, aspartamo, helados, pasteles, chucherías…)

.

  • Trigo y derivados: pan, pasta, cereales, pizzas, pastelería, bollerías, harinas, rebozados

.

  • Liberadores de histamina: cítricos, papaya, piña, nueces, fresas, claras de huevo, aditivos 

.

  • Bloqueadores de la enzima DAO: alcohol, té negro y verde 

.

  • En menor cantidad también hay en la clara del huevo, setas si no son frescas, y olivas (aceitunas)

.

.

ENTONCES, ¿QUÉ PUEDO COMER?

  • En lo posible, come alimentos frescos.

.

  • Carne y pescado frescos (evitar la carne y el pescado en conservación).

.

  • Fruta fresca, excepto fresas y cítricos.

.

  • Verduras frescas, excepto tomates, espinaca y col.

.

  • Cereales: arroz, maíz, mijo, avena, sorgo.

.

  • Aceites: la mayoría de los aceites de cocina.

.

.

FUENTES:
– Biosalud
– AMY BURKHART

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro