Bebida Isotónica Casera (receta)

Hace muchos, muchos años, en mis inicios en el gimnasio hace 27 años (como pasa el tiempo), tenía un tío culturista al cual tenía gran admiración no solo por su físico sino por su gran conocimiento. De él aprendí varias cosas en mis 2 o 3 primeros años dentro del «mundillo» al que pertenezco a día de hoy. Y tengo por grato recuerdo una receta de una Bebida Isotónica Casera que me venía de maravilla para poder recuperarme mejor tras los entrenamientos de baloncesto y las sesiones interminables de gimnasio (era mi segundo hogar).

.

Ahora deseo compartir aquella vieja receta, muy simple y fácil de hacer, y que seguramente muchos conozcan, pero que siempre se puede dar con alguien que desconozca y le venga bien.

.

Si hay algo fundamental a la hora de practicar un deporte y reponer el organismo tras la actividad, es la hidratación. Dado que todo el mundo no puede permitirse el lujo de estar comprando bebidas isotónicas en el supermercado, y teniendo en cuenta la gran cantidad de azúcares, calorías y componentes que integran estas bebidas y que no son necesarios para nuestro objetivo, que no es otro que rehidratar el cuerpo y compensar las sales minerales y el agua que perdemos cuando sudamos. Sobre todo para aquellos que tienen un gran desgaste físico y mucha pérdida de líquidos (por la sudoración).

.

.

Sudor: pérdida de agua y sales minerales

Las bebidas isotónicas ya forman parte de la dieta de cualquier persona que practique un ejercicio determinado y prolongado. Ahora es totalmente normal acudir al gimnasio y ver a gente bebiendo isotónicos de todos los colores y sabores en lugar de botellas de agua natural sin añadidos.

.

Ahora bien, es importante destacar que este tipo de bebidas para deportistas están recomendadas únicamente para todos aquellos que realizan, al menos, una hora de ejercicio a ritmo medio-alto. Esto no quiere decir que sea contraproducente beber una bebida isotónica si estás practicando deporte, pero no estás perdiendo una cantidad de sales minerales tan elevada como para necesitar la ingesta de este tipo de líquidos. Si tu caso es ese en el que sales a correr 3 o 4 veces por semana y acudes al gimnasio otras tantas, manteniendo entrenamientos de una hora de duración, con beber agua será más que suficiente.

.

Dicho esto, merece la pena explicar qué sucede cuando practicamos ejercicio para entender así por qué las bebidas isotónicas son tan importantes en, por ejemplo, deportistas de fondo. Los electrolitos tienen mucho que ver en todo esto porque son un conjunto de minerales que se pierden en grandes cantidades, al igual que sucede con el agua, cuando practicamos ejercicio intenso durante un tiempo determinado (más de una hora).

.

Este proceso tiene dos consecuencias interrelacionadas: el aumento de la sed por parte del deportista y la posible deshidratación en caso de no ingerir líquidos que repongan ese agua y esos electrolitos que se están perdiendo durante la práctica del ejercicio.

.

.

¿Y qué electrolitos perdemos con el sudor?

El sodio y el cloruro son los que perdemos en mayores concentraciones, pero en niveles menores también perdemos potasio, calcio y magnesio.

.

De hecho, cuanto más aumenta el sudor, mayor es el nivel de sodio que encontramos en él y mayor puede ser el déficit de este electrolito y el desencadenamiento de los temidos calambres musculares. Para todos aquellos deportistas que pierden mayores cantidades de agua y sodio resulta necesaria la ingesta de suplementos de sales o bebidas isotónicas.

.

.

¿Por qué hemos pasado del agua a las bebidas isotónicas?

La respuesta es sencilla. Como ya hemos explicado, nuestro organismo no solo pierde agua cuando entrena, sino que se pierden otra serie de sales minerales que debemos compensar si no queremos sufrir una deshidratación o calambres musculares severos.

.

El problema es que las bebidas isotónicas que compramos en el supermercado o en cualquier tienda de suplementos deportivos, muchas veces, no es que no contengan los electrolitos necesarios para mantener nuestra hidratación y rendimiento, sino que contienen otra serie de elementos que no nos interesan a aquellos que se quieran cuidar (las calorías, por ejemplo). De ahí que hayamos pensado en contarte cómo hacer una bebida isotónica casera fácil y saludable.

.

.

Bebida isotónica casera: una receta saludable

.

¿Adivinas cuál va a ser el ingrediente esencial de nuestra receta de bebida isotónica casera? Exacto, el agua. A pesar de que ya sabemos que el agua por sí sola no resulta suficiente si lo que queremos, además de hidratarnos, es mejorar nuestro rendimiento, será el ingrediente base del líquido que vamos a elaborar.

.

Otros ingredientes necesarios para preparar este isotónico serán el bicarbonato sódico, edulcorante natural o azúcar moreno, sal marina y zumo de fruta.

.

La preparación es muy sencilla. En primer lugar herviremos un litro de agua mineral o del grifo e iremos añadiendo los ingredientes mencionados de la siguiente manera:

  • Una cucharadita de bicarbonato sódico.
  • Dos cucharaditas de edulcorante natural o azúcar moreno.
  • Una cucharadita de sal marina yodada.
  • Zumo de una o dos naranjas/limones (o de la fruta que prefieras)
.

Como veras, una receta de bebida isotónica saludable, fácil de hacer, más barata que la del Mercadona y rápida, que incluso sirve para utilizar en casos de diarrea. Podrías prepararla en la Thermomix, pero es tan fácil que no merece la pena.

.

En mi caso, recuerdo perfectamente que tan solo echaba en AGUA del tiempo el bicarbonato, el jugo de limón, y una pizca de sacarina (sí, no es lo más saludable… en tal caso, a veces cambiaba por MIEL o AZÚCAR MORENO). Revolvía bien en un vaso, y lista mi bebida isotótica casera. Y en épocas de calor como ahora en verano, hielo picado, mezclar con nuestra bebida, y mediante una pajita, ¡¡disfrutar al máximo!!

.

.

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro