Dieta Detox

El término “detox” se ha convertido en una palabra que está en boca de todo el mundo, pero lo cierto es que este tipo de alimentación no puede sostenerse en el tiempo. Este tipo de dieta surge en los últimos años como una forma de depurar o limpiar nuestro organismo, y se basa en el consumo exclusivo de líquidos durante, al menos, un día completo a la semana. Un consumo exclusivo de líquido no sólo no aporta la cantidad de energía necesaria para el funcionamiento del organismo, sino que puede provocar desequilibrios en componentes tan necesarios como el calcio, el potasio o el sodio.

.

Profundicemos un poco más:

.

La dieta detox se emplea para la ayuda de pérdida de peso, desintoxicar el organismo y disminuir la retención de líquidos. La gente suele realizar este tipo de dieta principalmente después de «comilonas» bien por períodos festivos (como el fin del año, carnaval o semana santa) o cualquier otro evento.

.

El principal objetivo de la dieta detox es aumentar el consumo de alimentos orgánicos y bajos en grasa, además de evitar los productos industrializados que son ricos en sal, grasas y aditivos químicos. Es posible realizar una dieta detox donde sólo se consumen líquidos, siendo ésta la versión más restrictiva de este tipo de dieta, o pude ser realizada con alimentos sólidos, siendo importante que sea baja en grasa y azúcares y con un elevado contenido de fibras.

.

Para llevar una dieta detox de la forma más saludable posible, deberemos hacer porque sea equilibrada. Con cinco comidas diarias, basadas fundamentalmente en frutas, verduras, frutos secos… todo ello basado en alimentos ricos en nutrientes y antioxidantes. Siguiendo estas pautas, una dieta detox nos ayudará a eliminar sustancias nocivas, toxinas, que se acumulan en nuestro organismo que alteran nuestro equilibrio y el funcionamiento normal del mismo.

.

Una dieta detox siempre tiene que ir de la mano de un estilo de vida saludable para disminuir los factores que agreden a nuestro organismo, como el tabaco, el alcohol, el abuso de la medicación, del ejercicio muy intenso, la mala gestión del estrés y las comidas pesadas.

.

Tras los excesos en las comidas y bebidas llega el momento de desintoxicarnos. También cuando el organismo nos manda señales, como alteraciones del ritmo intestinal, molestias digestivas, inflamación, malas digestiones, jaquecas o cuando nos sentimos muy cansados. Son síntomas de que algo no está funcionando bien. En estos casos, el cuerpo está sometido a un estrés oxidativo, situación en la cual los mecanismos de defensa del organismo se ven superados por los agresores. Una dieta rica en antioxidantes se encargará de neutralizarlos.

.

.

Dieta detox no es sinónimo de ayuno

Mucha gente asocia la dieta detox con el ayuno, pero nada más lejos de la realidad. El ayuno, mal gestionado, puede ser peligroso.

.

Ayunar es privarse de la comida durante un tiempo para estimular a nuestro organismo a que ponga en marcha mecanismos de autolimpieza al no tener que invertir su energía en la digestión. Desde ese punto de vista ayuda a eliminar toxinas y a depurar el organismo, pero hay que tener cuidado.

.

¿Cuánto tiempo se puede mantener una dieta detox?

Si es con control médico y además contamos con una analítica, podemos mantenerlo el tiempo necesario para conseguir el objetivo planificado, pero lo más recomendable, después de Navidad por ejemplo, es de uno a tres días como mucho.

.

Además de una dieta détox, ¿qué podemos hacer en nuestro día a día para sentirnos menos pesados? ¿Qué podemos comer?

  • Apio. Contiene sustancias diuréticas muy eficaces, considerado como depurador de la sangre. Se puede consumir en ensaladas, sopas o infusiones.

.

  • Berros. Planta acuática que se consume cruda en ensaladas. Contiene azufre, yodo, hierro, fosfato y vitamina C. Muy beneficioso como depurativo del aparato digestivo.

.

  • Espárragos. Es un alimento muy rico en minerales y tiene efectos beneficiosos sobre el hígado y los riñones. Se consume en sopas, ensaladas o tortillas.
.
  • Ciruelas. Fruta muy refrescante y ligeramente laxante. Ayuda a eliminar toxinas orgánicas y estimula los mecanismos de defensa. Se consumen frescas o en compota.

.

  • Cerezas. Fruta muy rica en sales y vitaminas. Mejoran las funciones del aparato digestivo y favorece el tránsito intestinal.

.

  • Limón. Rico en ácido cítrico y vitamina C. Tiene propiedades antirreumáticas, antisépticas, diuréticas y depurativas. En forma de zumos, ensaladas y acompañando otros alimentos, su consumo provoca sensación de frescura y limpieza.

.

  • Manzana. Sin duda alguna, una de las frutas más depurativas. Gracias a su fibra con acción absorbente, es la mejor fruta para eliminar toxinas.

.

  • Uva. Fuente de potasio y fibra. Fruta que depura la sangre, regula el colesterol y tiene una acción diurética y laxante.

.

  • Frutas. Ayudan a equilibrar y limpiar el cuerpo de toxinas, tienen un alto contenido de líquidos, son fáciles de digerir y poseen altos contenidos de antioxidantes
.
  • Semillas. Son fuente importante de vitaminas, sales minerales y nutrientes de alto valor. Se encuentran las nueces, semillas de lino, almendras, calabaza, semillas de cáñamo, sésamo y semillas de girasol, entre otras.

.

  • Cítricos. Ayudan al organismo a detener los efectos negativos de las toxinas, estimulan el aparato digestivo y ayudan al hígado en sus procesos de limpieza. Se recomienda comenzar la mañana con un zumo de limón o naranja fresco para aumentar la desintoxicación del organismo. La vitamina C tiene efecto depurativo y transforma las toxinas en material digerible. Además, retrasa el envejecimiento prematuro.

.

  • Ajo. Estimula al hígado en la producción de enzimas desintoxicantes que ayudan a filtrar los residuos tóxicos del sistema digestivo. Se utiliza para eliminar sustancias nocivas, como estimulante y expectorante, ayuda a eliminar los residuos que van quedando en el organismo. También es bueno para una mejor síntesis de los ácidos grasos ayudando a disminuir el colesterol malo en la sangre.
.
  • Brócoli. Tiene altas concentraciones de antioxidantes y ayudan a estimular las enzimas de desintoxicación del aparato digestivo.

.

  • Té verde. Tiene excelentes propiedades digestivas y estimulantes, limpian el organismo de las toxinas y además contiene antioxidantes que aumentan la función hepática.

.

  • Verduras crudas. Los vegetales en especial crudos como cebollas, zanahorias, alcachofas, espárragos, remolachas, orégano, etc., ayudan a eliminar toxinas del hígado.

.

.

Plan detox de tres días

  • Desayuno. Lo ideal es empezar la mañana con un té verde sin azúcar, una rodaja de piña y un tazón de cereales integrales con leche desnatada.

.

  • Media mañana. Puedes elegir entre dos kiwis medianos con yogur desnatado, pan tostado integral con pavo y queso fresco, zumo de pomelo natural y dos tortitas de cereales o café con leche desnatada y una barrita de cereales integrales.
.
  • Comida. De primer plato un puré saciante, y de segundo te recomendamos seguir estas pautas: Lunes, miércoles, viernes y domingo: proteína. Puede ser pollo, pavo, ternera, pescado blanco, azul, marisco, soja o huevo. Martes, jueves y sábado: hidratos de carbono. Puede ser patata, pasta integral, arroz integral, legumbres, guisantes o maíz.
    La guarnición debe ser exclusivamente vegetal. No debes acompañar la comida con pan.

.

  • Merienda. Puedes elegir entre, dos kiwis medianos con yogur desnatado, pan tostado integral con pavo y queso fresco, zumo de pomelo natural y dos tortitas de cereales o café con leche desnatada y una barrita de cereales integrales.

.

  • Cena. De primero apuesta por un puré saciante y de segundo siempre proteína con guarnición de verdura rehogada, al horno, en parrillada, ensalada… De proteína elige pollo, pavo, ternera, pescado blanco, azul, marisco soja o huevo. Para los postres elige yogur natural desnatado.

.

.

Potencia el plan detox

Para potenciar el plan se recomienda:

  • Realiza 5 comidas al día. Intenta no saltarte ninguna. De esta manera lograrás controlar la ansiedad, no pasarás hambre y todas tus necesidades nutricionales estarán más que cubiertas.

.

  • Realiza ejercicio 3 veces a la semana. No hace falta que te pongas a prueba hasta que no des más de sí. Puedes salir a correr, a caminar… y si tienes rutina de gimnasio, no la dejes.

.

  • Procura beber como mínimo 1,5 litros de agua al día.

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro