Confinamiento y Ansiedad: ¿qué podemos hacer?

QUÉDATE EN CASA… este parece ser nuestro lema de hoy en día, algo que deberíamos cumplir todos sin duda alguna.

.
Lo malo de quedarnos en casa es que tenemos menos actividad, menos movimiento, y aunque realicemos algo de ejercicio en el día por nuestra propia cuenta o con la ayuda de aplicaciones o de gente profesional que nos regalan clases online o en redes sociales, es difícil no llegar a coger algún kilo de más y perder masa muscular.
.
   A todo esto, se nos complica todo más con la ansiedad. Mucho tiempo en casa nos puede hacer visitar más a menudo la nevera o la despensa.
Nos encontramos en un momento en el que nos puede entrar hambre a todas horas, y en ocasiones, aquello que comamos no nos dejan saciados, no nos dejan satisfechos.
Además, aprovechamos cualquier momento para picar algo. Más aún sabiendo que tenemos los armarios y la nevera repleta de comida, lo cual aumenta las tentaciones.
.
Y así no hay forma de bajar de peso, sobre todo en aquellas personas que querían reducirlo, o mantenerse en un estado óptimo aquellas otras que se cuidaban y ahora lo llevan algo peor (por la situación).
.
.

En resumidas cuentas, vivir confinados en casa puede darnos un problema de salud y físico.

.
Pasamos casi todo el día sentados (de la cama al sofá y del sofá a la cama, como suele decirse), al menos en la mayoría de la gente, y apenas hacemos ejercicio, apenas nos movemos.
A esto le sumamos las visitas a la nevera, las cuales pueden ser más frecuentes, ya que al estar encerrados en casa nos puede provocar más hambre de lo habitual (por la ansiedad).
.
Todo esto que os detallo da como consecuencia un aumento de peso ante la báscula. Por mi parte ya tengo varias personas de mi entorno que como poco han engordado 2 kilos, sin tener en cuenta lo que hayan perdido de masa muscular, así que posiblemente la subida de grasa haya sido algo mayor.
.
Cuando la crisis del COVID-19 finalice, nos veremos inmersos (muchos) en un estado de forma peor que cuando empezamos el confinamiento, con varios kilos de más, con menos tono muscular, y sin tener en cuenta el daño que le hacemos a nuestra salud.
.
Podemos ver en la televisión, radio, prensa online, etc a muchos médicos y profesionales de la Nutrición avisándonos de ello. Recomendándonos controlar nuestra alimentación, animándonos a realizar ejercicio cada día porque por poco que sea, nos vendrá bien para controlar la grasa, para mantenernos activos, y para mantener nuestra forma física.
.
Tengo claro que todos sabemos que el sobrepeso es un importante factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares, además de agravar las complicaciones de otras muchas patologías, como la artrosis, hipertensión, diabetes tipo 2.
En definitiva, es muy mal compañero de viaje en el camino hacia una vida sana.
.
.

Y muchos podrán preguntar: ¿QUÉ SOLUCIÓN NOS DAIS?

Hasta que volvamos a la normalidad, la solución la tenéis vosotros mismos en vuestras manos. Por parte de los profesionales que os ayudamos, ya está todo muy dicho y repetido: buena alimentación, controlando esas visitas de más a la cocina, y realizar algo de ejercicio cada día.
No sabemos aún el tiempo que nos quedará para salir del confinamiento (puede que MAYO, pero para ello deberán mejorar mucho las cosas), y de aquí a que podamos comenzar en el gimnasio, aún quedará más tiempo (por mi parte, calculo que hasta Agosto nada). Los que hagan ejercicio al aire libre lo tendrán más fácil, pero los asiduos al gimnasio y centros deportivos, lo tendrán más difícil.
.

.

Pongo por ejemplo mi caso: no dispongo de pesas, máquinas, ni aparatos cardiovasculares que me ayuden a ejercitarme tal y como lo haría en el gimnasio, pero aún así dispongo de gomas elásticas y mucho suelo para realizar diversos ejercicios, además, realizo circuitos dinámicos como sesión aeróbica, todo ello acompañado de música de fondo que me ayude a motivarme.
Además, he aprovechado para ponerme estrictamente con mi plan de alimentación (MÁS de lo normal), reduciendo la ingesta calórica pero sin pasar hambre (las noches son quizás el peor momento de mi día a día).
Con todo esto, he logrado perder peso, que no negaré que algo de músculo he perdido también, pero grasa sobre todo, y seguimos en ello. A nivel muscular he perdido (como he comentado, cosa normal ya que no le doy los estímulos suficientes… me hace falta kilos en pesas), pero conservo un buen tono, y por ahora bien de salud (que es lo importante).
.
.

VUESTRA RELACIÓN CON LA COMIDA Y VUESTROS HÁBITOS hará de vosotros una persona nueva: sin kilos extra, más saludables, y con un cuerpo en mejor forma.

.
Y si seguís yendo a menudo de excursión a la nevera o armario, pensar que cada gramo de grasa equivale a 9 calorías. Por lo tanto, perder un kilo de grasa supondría perder 9.000 calorías (aprox.) en el día. Algo imposible, por supuesto, pero un poquito hoy, otro poquito mañana, y así sucesivamente, nos podríamos aplicar el dicho de «PELO A PELO PELAN A PEDRO«, así que de vuestra mano queda, y solo de vosotros dependerá cómo acabéis el confinamiento por la pandemia.
.
.
Insisto con que tampoco es cuestión de pasar hambre, pero evitando comer por comer para saciarnos.
Tampoco es cuestión de dejar de comer, ya que cuantas menos calorías ingiramos, más reduciríamos nuestra masa muscular además de sentirnos más débiles, y de perjudicar nuestra salud (ésta siempre se verá afectada, comamos de más y mal, comamos de menos).
Nuestros cuerpos siempre están en proceso de transformación, para bien o para mal. Por tanto, tener todo esto muy en cuenta.
.
También quiero comentar que sería ilógico comer lo mismo que antes del confinamiento, porque muchos de nosotros nos movemos menos, por tanto, a menos actividad menos consumimos. De mantener mismo tipo de alimentación que anterior al confinamiento, queda claro que no quemaremos esas calorías extra que metamos en nuestros cuerpos, y más grasa almacenaríamos… de ahí que muchos, aún comiendo igual que antes, se vean con algún kilo de más.
.
.

NO TIRÉIS LA TOALLA AHORA, y dentro de vuestras posibilidades, cuidaros todo cuanto podáis tanto con la alimentación como con el ejercicio.

No hay logros sin cierto sacrificio, y ahora mismo vuestra mayor lucha deberá ser contra vosotros mismos en vuestro confinamiento.
.
Mucho ánimo para todos, y recordar que ESTO TAMBIÉN PASARÁ (os recomiendo ojear mi artículo donde pongo el cuento de EL ANILLO DEL REY).
.
Al final de este artículo os dejo un vídeo que se ha hecho uno de mis alumnos online, con el entrenamiento que os dejé al comienzo del confinamiento, para que veáis que querer es poder 😃💪😊
.

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro