Vitamina C: un buen Antioxidante

VITAMINA C: un buen Antioxidante

Las VITAMINAS y los MINERALES se consideran nutrientes esenciales, especialmente para los que estén bajo una fuerte presión (bien sea de trabajo o por la práctica deportiva diaria).
Al complementar la dieta con vitaminas y minerales, contribuiríamos a un mayor rendimiento en nuestras tareas diarias y a las actividades físicas deportivas.
La VITAMINA C en concreto, como buen ANTIOXIDANTE que es, nos puede ayudar en la protección de las células frente al daño oxidativo, al mismo tiempo que contribuye a la formación de colágeno para el funcionamiento normal de los vasos sanguíneos, huesos, cartílagos, dietes, pelo y piel.

La vitamina C también se conoce como ácido ascórbico. Como es soluble en agua, el cuerpo humano no puede almacenarlo. Es algo que debe consumirse a diario para obtener sus propiedades beneficiosas. No todos los alimentos contienen ésta vitamina, por lo que hay que estar atentos para tomar la dosis requerida, de lo contrario podría haber una deficiencia de la misma.

¿Cuál es la cantidad diaria recomendada de vitamina C?

¿Cuáles son las fuentes de vitamina C?

Las principales fuentes de vitamina C provienen de frutas y verduras. Los cítricos contienen una gran cantidad de vitamina C, pero también se encuentran en grandes cantidades en la mayoría de los otros tipos de frutas como las bayas, melones y tomates.

Muchas personas optan por tomar tabletas de vitamina C, aunque la sobredosificación puede causar molestias estomacales y cálculos renales. A menudo, las tabletas contienen demasiada vitamina C, por lo que es posible dividir una tableta por la mitad o tomar una multivitamínico en su lugar.

La vitamina C también la podremos encontrar en vegetales como en los pimientos verdes, rojos o amarillos, brócoli, repollo rojo o verde, y coles de Bruselas.

¿Cuáles son los síntomas comunes de deficiencia de vitamina C?

Es raro ver deficiencia de vitamina C, pero ocurre en países en desarrollo con un alto consumo de granos. También puede suceder en los países modernos con una gran cantidad de alimentos «basura» envasados.
Por lo general, en estos casos, las personas se olvidan agregar frutas o verduras frescas a su dieta.
El escorbuto es la principal deficiencia de vitamina C. Esto puede implicar sangrado de encías, letargo, dolor de huesos y articulaciones, o tener heridas que tardan mucho tiempo en sanar.

Síntomas de deficiencia de vitamina C: cansancio, dolores musculares y articulares, piel seca, hendidura del cabello, manchas que se ven como pequeños moretones de color rojo-azul en la piel, pérdida de peso…

¿Cuáles son los beneficios para la salud de la vitamina C?

La vitamina C beneficia principalmente a todas las células del cuerpo humano. Mantiene las células sanas y puede evitar las células cancerosas que pueden desarrollarse.
También puede ayudar al cuerpo a producir colágeno. El colágeno se requiere para construir tejidos conectivos que se usan en todos los tejidos y órganos del cuerpo, pero especialmente en la piel, los huesos y los vasos sanguíneos.

Es beneficiosa para la curación de heridas y muchas personas la usan para reducir las cicatrices por cortes o quemaduras solares.
También puede ayudar a aumentar la cantidad de hierro que su cuerpo puede absorber de fuentes vegetales. Esto es beneficioso para los vegetarianos que no obtienen hierro de fuentes cárnicas.
Ayuda al cuerpo a absorber hierro de fuentes vegetales como el brócoli, los brotes, la espinaca y la col rizada.
Estimula el sistema inmunitario y previene resfriados y gripe. También puede disminuir el tiempo de estas enfermedades.

La vitamina C se considera un antioxidante, que es un compuesto que protege contra los radicales libres. Los radicales libres a su vez son moléculas dañinas que entran en nuestros cuerpos. Pueden ser productos químicos tóxicos, como el humo de cigarrillos y contaminantes. Estas moléculas dañinas pueden acumularse con el tiempo, lo que en realidad puede aumentar las posibilidades de contraer cáncer. Los radicales libres también pueden causar enfermedades del corazón, artritis y otras malas condiciones. El sol, el oxígeno que respiramos, el ejercicio de alta intensidad, entre otros, pueden causar también mayor oxidación celular.

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro