¿Qué causa Calambres después de los Entrenamientos?

¿Qué causa Calambres después de los Entrenamientos? Los calambres musculares son comunes tanto en «novatos» como en experimentados. El mecanismo exacto que desencadena un calambre no está claro, pero se han señalado varias condiciones como probables culpables, como la deshidratación, el desequilibrio electrolítico y la fatiga muscular. Ejercitarse en un ambiente caluroso y no calentar o estirar antes del ejercicio también puede contribuir a los calambres post entrenamiento. Si los calambres persisten a pesar de tomar medidas de precaución, se debe consultar a un médico para descartar una afección médica subyacente.

.

La semana pasada, tras un duro y pesado entrenamiento de Pierna, pasé una tarde y noche infernal. Sentía como si mis piernas se fuesen a romper, con duras contracciones musculares en mis cuádriceps, aductores, femorales y gemelos. Se me «remangaba» cada músculo acompañado de un dolor muy intenso. Intenté estirar y masajear, pero las horas pasaban y cada cierto tiempo volvía a darme el «trallazo». Fue como un entrenamiento isométrico constante, que me dejó dolorido por dos días seguidos.

.

¿Qué podría haber hecho para prevenir estos calambres musculares? Esta es una pregunta común entre muchos, ya sean corredores, asiduos del gimnasio, ciclistas, etc. Algunas personas las experimentan a menudo y simplemente parecen ser propensas a los calambres musculares.

.

¿QUÉ ES UN CALAMBRE?

Un calambre es el resultado de la contracción muscular forzada e involuntaria sin relajarse. Un calambre leve generalmente dura unos segundos, mientras que un calambre más severo puede durar minutos u horas y con frecuencia es doloroso.

Los calambres intensos pueden hacer que el músculo se contraiga con tanta fuerza que forma un nudo o protuberancia debajo de la piel.

La parte superior de las piernas y las pantorrillas contienen los músculos más frecuentemente afectados por los cólicos, pero puede sufrir un calambre en cualquier otro músculo del cuerpo.

.

.
Por Fatiga

Si estás fuera de forma o haciendo ejercicio cuando estás cansado, es probable que tus músculos se fatiguen fácilmente.

La fatiga muscular altera la actividad del reflejo neural espinal, lo que puede provocar calambres. Si se esfuerza demasiado, tus músculos se agotan de oxígeno, lo que provoca una acumulación de desechos. Los productos de desecho, principalmente el ácido láctico, pueden causar espasmos musculares.

.

Como señala la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, una vez que comienza la contracción, la médula espinal produce señales para que el músculo continúe contrayéndose. Además, si no calientas o estiras los músculos, no pueden contraerse tan suavemente, lo que produce calambres.

.

.

Por Deshidratación y Electrolitos

Si trabajas en un ambiente caluroso y sudas mucho, perderás muchos líquidos.

La pérdida de líquidos puede contribuir a los calambres, principalmente porque tienes un desequilibrio de electrolitos en tu cuerpo.

Los electrolitos, particularmente potasio, calcio, sodio y magnesio, son minerales que conducen las corrientes eléctricas y contribuyen a la contracción muscular. Si están desequilibrados o si tu cuerpo carece de cantidades suficientes, pueden producirse calambres.

.

No obtener suficientes electrolitos en tu dieta puede conducir a resultados similares.

.

.

Prevención

Para prevenir los calambres posteriores al entrenamiento, bebe agua durante, antes y después de tus entrenamientos. Bebe mucha agua durante todo el día también.

.

La orina clara es un signo de la hidratación adecuada, por lo que si tu orina es oscura o de color, debes beber más agua. Si estás sudando profusamente durante un entrenamiento, hidrátate bebiendo una bebida con electrolitos.

.

Descansa lo suficiente y evita ir más allá de tus límites. Si tus músculos se cansan durante un entrenamiento, detente y descansa hasta que tus músculos se recuperen.

.

Evita ejercitarte si hace calor. Y si comienzas a sobrecalentarte durante un entrenamiento, detente y busca un lugar fresco para descansar.

.

Bebe mucha agua mientras descansas, y no comiences a hacer ejercicio nuevamente hasta que el cuerpo se enfríe.

.

Come muchas frutas y verduras con alto contenido de minerales. Y toma una multivitamínico para asegurarte de que estás obteniendo suficientes electrolitos en tu sistema.

.

Si tomando estas medidas de precaución no detienes tus calambres, consulta a un médico.

.

.

Tratamiento

Cuando sientas que se producen calambres post-entrenamiento, detén la actividad en la que estés involucrado y estira el músculo afectado. Manteniéndolo estirado, frota y masajea el músculo hasta que el calambre desaparezca.

.

Los calambres persistentes se pueden tratar con calor si el músculo está tenso. Y es mejor usar compresas frías si el músculo está dolorido o sensible.

.

Bebe agua o una bebida deportiva mejorada con electrolitos para la hidratación. Si los calambres son severos o no responden al autotratamiento, busca atención médica.

.

.

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro