¿Sientes ganas de vomitar durante un entrenamiento intenso?

¿Alguna vez te sientes ganas de vomitar durante un entrenamiento intenso? Si te ha sucedido esto, puede ser NORMAL. Veamos las posibles causas (en caso de ser una persona saludable y no tener ninguna enfermedad).

.

Cuando entrenamos de forma intensa, nuestro flujo sanguíneo tiende a concentrarse en los músculos que trabajamos. Por ello, otras zonas como el tracto digestivo quedan menos irrigadas.

En otras palabras: mientras haces sentadillas, gran parte de tu sangre va a parar a tu tren inferior para ayudarte a oxigenar tus muslos y glúteos, y en consecuencia, tu estómago ha dejado a medio digerir lo que hayas comido previo a tu sesión. De ahí que puedas sentirte con nauseas y ganas de vomitar durante el entrenamiento.

.

.

¿LA SOLUCIÓN?

Fácil: no comas nada previo al entrenamiento. Deberemos dejar una separación de tiempo de al menos una hora y media a (MEJOR) dos horas.

En caso de sentir debilidad (hambre) antes de ir al gimnasio o de escaparte a tu actividad, preferible comer un plátano que lo digerirás rápido-

.

Debes procurar cuidar lo que comes antes de cada entrenamiento. Porque teniendo en cuenta que tu cuerpo solo puede emplear energía de lo que ya hayas digerido, sería ridículo meter alimentos sólidos (y pesados) previo a la sesión, porque desde ese momento hasta que se digieran, podrían transcurrir fácilmente tres horas (dependiendo de qué alimento).

.

Para tus futuros entrenamientos, piensa bien en lo que os comentamos en este artículo. Además, rendiréis mucho mejor que si vais en plena digestión.

.

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro