MUJER: La Regla o Menstruación NO debe doler

La regla no tiene por qué doler. Y es que debemos saber que la fase de sangrado del ciclo menstrual es, por principio, indolora. Se trata de un proceso fisiológico natural y saludable que indica que la mujer está sana.

.

El ciclo menstrual se desarrolla en tres fases:

Fase Folicular o Fase Preovulatoria

Empieza el primer día de la menstruación y suele durar entre 5 y 12 días. Es la fase en que el cuerpo de la mujer produce hormonas folículo estimulantes para que los ovocitos maduren y se preparen las paredes del útero para un posible embarazo.

.

Fase Ovulatoria

Comienza alrededor del día 14 del ciclo menstrual, de manera que el óvulo maduro se libera por la trompa de Falopio, permanenciendo a la espera de que un espermatozoide lo fecunde. Si no sucede en las 24 horas siguientes a la ovulación, el óvulo envejecerá y ya no podrá fecundarse.

Es importante recordar que un espermatozoide suele durar unos 5 días dentro del cuerpo de la mujer, por eso si se han mantenido relaciones sexuales cinco días previos a la ovulación hay probabilidad de que se produzca un embarazo.

.

Fase Lútea o Fase Postovulatoria

Comprende los días 15 al 28 del ciclo menstrual, empieza justo después de la ovulación y dura hasta el final del ciclo menstrual. En caso de que el óvulo liberado no sea fecundado por un espermatozoide, el cuerpo lúteo desaparece. En consecuencia, la producción de estrógenos y progesterona disminuye gradualmente. Esto provoca que el endometrio se descame y se elimine por la vagina produciendo de nuevo la menstruación. El primer día de sangrado menstrual ya se corresponde con el primer día del siguiente ciclo menstrual.

.

.

Estigmas alrededor de la menstruación. Necesidad de Educación menstrual

Culturalmente a las mujeres han sido «programadas» para vivir el ciclo menstrual de una manera muy poco armoniosa, con bastante conflicto.

.

La regla se vive por muchísimas mujeres -y a nivel social- como una dificultad, un inconveniente que afecta a todas las esferas de la vida: a nivel emocional, a nivel de productividad, a nivel relacional…

.

.

El mito erróneo de establecer una causalidad menstruación = dolor ha estigmatizado a lo largo de los años, y la realidad es que no existe ninguna razón de carácter evolutivo, siempre que el sistema endocrino funcione normalmente, para que se sienta dolor durante esos días del ciclo.

El organismo cuando da señales de dolor está indicando que algo no funciona bien. La mujer se ha acostumbrado a normalizar el dolor de la menstruación, y esa normalización (tanto por parte de las mujeres, como de los profesionales) ha llevado a sufrir desequilibrios de los que no se tienen consciencia, y a perpetuar enfermedades que pasan “desapercibidas”.

.

Hay todo un universo de mitos y falsas creencias tales como que el sangrado se corta con el agua, durante la regla no puedes quedarte embarazada, durante esos días no se pueden mantener relaciones sexuales, la duración de un ciclo debe ser exactamente de 28 días o el famoso «cuando tengas hijos se te irá«, creencias transmitidas y perpetuadas en el tiempo.

.

La realidad es que a muchas mujeres no les duele nada durante estos días de ciclo. Y es que en general, las mujeres sanas tienen una percepción de que hay sangrado pero no hay dolor. Mantienen hábitos saludables, controlan y conocen los cambios, las fases, se cuidan, tienen educación menstrual y no lo viven ni desde el dolor físico ni el dolor emocional.

.

Se hace necesaria pues la educación menstrual, tanto para la propia mujer como para el entorno.

.

.

Entonces, ¿por qué duele la regla?

En consulta de Ginecología y Atención primaria hasta fechas muy recientes se sostenía que era normal que desde la menarquía se sintiese dolor, pasando la solución por prescribir analgésicos como la Saldeva, popularizada en los años noventa y actualmente sustituida por el Ibuprofeno. No era habitual prestar atención al hecho de que había un dolor que no debería producirse, y que debería realizarse un estudio para descartar Endometriosis u otra causa.

.

.

Hay que ser conscientes de que los dolores mantenidos en el tiempo, a lo largo de los años, sin diagnóstico, se cronifican, lo que hay que sumar al impacto emocional debido a la falta de comprensión social, y al dolor crónico.

.

Se estima que el 50% de las adolescentes que tienen dolor en la menstruación acabarán siendo diagnosticadas de esta enfermedad, mientras que el dolor del otro 50% obedecerá a causas multifactoriales que se tendrán que analizar por parte del especialista.

.

Respecto a la dismenorrea progresiva (así se conoce el dolor de regla) que aparece con el curso de los años, hay muchos factores implicados. Puede presentarse no sólo como dolor aislado, sino asociado a un conjunto de síntomas diversos que engloba otros problemas, como náuseas y vómitos, fatiga, diarrea, dolor de cabeza, dolor en la parte baja de la espalda y también mareo, dolor de piernas, ansiedad, irritabilidad, depresión e hinchazón. En algunos casos, además de los síntomas, se expulsan durante la regla coágulos de sangre o moldes endometriales. Por lo tanto, esta disfunción puede llegar a representar un deterioro del estado físico, psíquico y anímico en las mujeres que la sufren de forma periódica.

.

.

La causa de la dismenorrea dependerá de si ésta es primaria o secundaria.

En general, las mujeres con dismenorrea primaria experimentan contracciones uterinas anormales como resultado de un desequilibrio químico en el cuerpo y no existe una patología ginecológica como causa de dolor.

.

La dismenorrea secundaria es causada por otros trastornos clínicos. El más frecuente es la Endometriosis. Se trata  de una enfermedad crónica que tiene su origen en una serie de células parecidas a las que crecen dentro del útero que se extienden, invaden y proliferan fuera del mismo, en cualquier tejido del cuerpo con unos mecanismos muy complejos. Cursa con inflamación a largo plazo, provocando dolor y alteraciones del sistema inmunológico que pueden generar alergias, asma, trastornos gatrointestinales entre otros síntomas asociados. Estas molestias pueden aparecer en cualquier momento del ciclo afectando a lumbares, ciática, riñones, caderas, intestino, recto, pleura, o incluso endometriosis cutánea.… Lo sufren una de cada diez mujeres en este país.

.

Por otro lado, ese otro grupo de mujeres no diagnosticadas de Endometriosis y que sufren dolor, pueden encontrarse en cualquiera de estos escenarios:

.

  • Síndrome del ovario poliquístico o SOP

.

  • Tener exceso de estrógenos sin necesidad de sufrir SOP o endometriosis. De hecho la mayoría de las mujeres del mundo industrializado, sufre de hiperestrogenismo, ya que debido al tipo de alimentación que llevamos, el tipo de vida sedentaria que vivimos, y el estar rodeadas de un exceso de toxinas, hace que nuestro sistema hormonal no trabaje como debería, y eso acaba afectando a nuestro hígado y alterando nuestra función detox del mismo (encargado de eliminar el exceso de estrógenos, entre otras cosas).
.
  • Miomas dentro del útero

.

  • Infección en la zona pélvica (infecciones del tracto urinario, enfermedades gastrointestinales como el síndrome de colon irritable, alteraciones músculo-esqueléticas, síntomas psicosomáticos sin que exista una patología subyacente…)

.

  • Embarazo anormal (por ejemplo, aborto espontáneo, embarazo ectópico)

.

.

SÍNTOMAS MÁS COMUNES

El dolor pélvico y/o abdominal puede ser de características muy variables y asociarse a otros síntomas. Puede preceder a la menstruación e incluso continuar después de haberse finalizado.
Los siguientes síntomas son los más comunes de la dismenorrea. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • dolor lumbar
  • náuseas
  • cólicos en la parte inferior del abdomen
  • dolor irradiado hacia las piernas
  • vómitos
  • dolor en la parte inferior del abdomen
  • diarrea
  • fatiga
  • debilidad
  • desmayos
  • dolores de cabeza

Los síntomas de la dismenorrea pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos, por tanto siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado.

.

.

9 ejercicios para aliviar el dolor menstrual

1. Equilibrio pélvico

Acuéstate en el suelo y coloca los pies en la misma distancia que tus caderas. Lentamente levanta las caderas del suelo y baja suavemente durante uno o dos minutos.

Beneficio: “Conseguir que la sangre circule hacia los músculos de la espalda baja, al tiempo que fortalece suavemente. Es una gran manera de aliviar el dolor de espalda baja”, dice Becker.

ejerciciosmenstruación2.
.

2. Top feet

Este ejercicio consiste en recostarse boca arriba con los antebrazos hacia los costados. Levante los pies del suelo a 90 grados y baja la pierna derecha hasta tocar con los dedos del pie el suelo. Vuelve a la posición inicial y repite con la pierna izquierda. Continúe alternando los lados.

Beneficio: Trabaja los músculos abdominales inferiores y alivia los calambres.

.

ejerciciosmenstruación3
.

3. Danza del muslo

Colócate de rodillas en el piso a la altura de las caderas y los glúteos a la altura de los talones. Mueve las cadera suavemente hacia delante y hacia atrás.

Asegúrate de contraer los músculos abdominales mientras mueves las caderas hacia delante y deja escapar una fuerte exhalación. Realiza este ejercicio unas 30 veces a ritmo moderado.

Beneficio: Fortalece los músculos abdominales, mientras trabaja los músculos del muslo. Obtendrás un incremento de endorfinas que mejorará tu estado de ánimo y tu metabolismo. Esto ayudará a quemar calorías (y sentirte menos hinchada).

.

ejerciciosmenstruación.

.

4. Glúteo levantado

Coloca los antebrazos en un mueble sólido, coloca los pies firmes hasta que tu cuerpo forme una “L”. Extiende la pierna derecha recta, manteniendo la pierna izquierda ligeramente doblada.

Comienza a levantar y bajar la pierna derecha hacia arriba y hacia abajo (del piso de altura a la altura de la cadera). Asegúrate de no arquear la espalda. Trata de levantar y bajar durante 60 segundos con cada pierna.

Beneficio: Este ejercicio fortalece el núcleo corporal completo y ayuda a reducir el dolor de espalda baja. Trabajar los músculos abdominales en esta posición, te ayudará a sentirse menos hinchada.

.

ejerciciosmenstruación5.
.

5. Las tijeras

Acuéstate boca arriba y levanta las piernas por encima de la cintura. Mientras realizas abdominales, levanta la cabeza, el cuello y los hombros del suelo. Baja suavemente una pierna hacia el piso. Realiza la tijera lentamente.

Puedes apoyarte en cada pierna, ya que la diriges hacia el pecho para hacer el estiramiento. Haz este movimiento durante 30 segundos.

Beneficios: Ayuda a la liberación del dolor en la cintura y la tensión del tendón en la corva, la cual, puede producir dolor en la espalda baja.

ejerciciosmenstruación6.
.

6. Yoga

Según un estudio realizado en el 2016 por la Revista Internacional de Investigación del Medio Ambiente y Salud Pública, las mujeres en Taiwan que participaron en una sesión de yoga, explicaron que “a partir de esta práctica, los índices de dolor disminuyeron”.

Beneficio: Practicar yoga aumenta la energía, disminuye la ansiedad y mejora el estado de ánimo general.

.

ejerciciosmenstruación7
.
.

7. Ángulo unido y reclinado

Con una manta o toalla pequeña, refuerza con firmeza el hueso triangular de la parte baja de la espalda que corre paralela a la columna vertebral. Inhala, deja que tus rodillas caigan abiertas y que las plantas de los pies se unan formando una especie de diamante hasta abrir la ingle.

Apoya las rodillas si es necesario con bloques o almohadas en el muslo (rodilla externa). Con las palmas hacia arriba, desliza los brazos hacia fuera del cuerpo en una posición cómoda. Permanece así durante tres a cinco minutos. Vuelve a inhalar profundamente y exhala.

Beneficio: Alivia la espalda baja y abre las caderas, que a menudo puede sentirse adolorida durante una de ciclo menstrual,” dice Zvara. “Se extiende el abdomen para aliviar los calambres y reduce el estrés y la ansiedad.”

.

ejerciciosmenstruación8.
.

8. Posición inclinada

Siéntate sobre la manta o toalla con las piernas estiradas hacia delante. Realiza una exhalación, toma tu cintura y lentamente dobla hacia adelante. Con los hombros relajados, acerca los brazos hacia los pies o las pantorrillas para mantener la longitud en la zona lumbar (usar una correa si tus brazos no pueden llegar a las piernas cómodamente).
Inhala, extiende el esternón hacia los dedos de los pies. Exhala y contrae el vientre para dar masajes a la parte inferior del abdomen. Continúa durante tres minutos estirada.
Beneficios: Trae alivio a la espalda. También ayuda a relajar el abdomen, llevar alivio a los dolores de cabeza, migrañas y reducir los cambios de humor.

ejerciciosmenstruación9.

.

9. Giro sentada

Guardando una posición sentada en el suelo con las piernas extendidas hacia fuera. Coloca la pierna derecha hacia arriba para que su pie derecho se encuentra cerca de la rodilla izquierda en el suelo, a continuación, coloca la rodilla abierta. Flexiona la pierna derecha manteniendo la parte inferior tocando el piso.

Inhala, extiende el brazo izquierdo hacia el techo y comienza a girar la columna vertebral hacia la pierna doblada sin levantar la cadera. Exhala y continúa haciendo el giro. Trabaja con esta torsión realizando de siete a diez respiraciones. Repite el proceso con la pierna izquierda.

Beneficios:  Trae alivio en el abdomen con un gran masaje y libera la tensión generada en este periodo del mes, debido a las molestias físicas que puede ocurrir.

.

ejerciciosmenstruación10

FUENTE: rd.com

.

.

En conclusión

Si durante los días del ciclo menstrual se sienten dolores intensos y malestar no hay que asumir que es lo normal. Lo mejor: acudir al especialista para estudiar el origen y tratarlo, evitando una posible cronificación y otras patologías secundarias.

El «dolor no es normal» y si nuestro cuerpo «nos grita» hay que escucharlo, respetarlo y ponerse en manos de profesionales que puedan establecer un diagnóstico, conocer la causa y tratar aquello que nos hace «tener presente» partes de nuestro cuerpo o momentos que deberían vivirse sin dolor.

.

.

 

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro