Receta de Mejillones Picantes (o no)

¿Quién dijo que estar a dieta significa no deleitarnos con un rico y delicioso manjar? De la mano de nuestra chef Nuria Igdasi, vamos con una nueva creación. En esta ocasión, receta de Mejillones Picantes (o no).

.

¿PROCEDEMOS?

.

Se pueden comprar ya cocinados, con su jugo. Esto nos haría hacer nuestro plato de forma más rápida, pero es considerablemente más caro, aparte que perderemos, en parte, el control de la sal.
También podremos comprarlos en la pescadería (vivos), y que para abrirlos tendremos que hervirlos en agua con sal del himalaya o sal sin sodio. Aquellos que no se abran, los tiraréis a la basura ya que eso significará que estaban muertos y, posiblemente, en mal estado.

En ambos casos, una vez fríos les retiraremos la valva (cáscara) a la que no están pegados, dejando la otra parte (donde sí están pegados). Colaremos el agua de cocción en un chino, reservando el resultado de ambas operaciones.

.

Poner a sofreir media cebolla picada. Hay que moverla rápido porque al tener poco aceite se pueden pegar y quemar.

.

Añadir un par de dientes de ajo picados y pimiento verde cortado en trocitos al gusto (no a todos nos gusta el sabor a pimiento).

.

Aquí le daremos el toque «picante o no». Si queremos alegría, le echaremos dos cayenas al sofrito y no las retiraremos.

.

Cuando tenga todo un tono dorado y esté blandito, se añade, bien un bote de tomate triturado, bien medio litro de salsa de tomate, o bien tomates troceados en proporción (depende de nuestros gusto y disponibilidad).

.

En cualquier caso, dejaremos que el tomate se cocine y todos los sabores se integren

Cuando sea así, añadiremos el caldo de cocción de los mejillones que habíamos reservado.

Mezclamos para integrarlo y pasamos la mezcla (no importa que esté caliente, pero ojo con las salpicaduras) a un vaso de batidora o similar y batimos hasta obtener una salsa homogénea. Si vemos que está muy densa o grumosa, corregimos con pequeñas cantidades de agua hasta alcanzar el punto ideal.

.

Volvemos a volcar la salsa en la cazuela y probamos el punto de sal.

.

Es el momento de añadir los mejillones, a los cues les bastará 5 minutos para impregnarse se sabor.

Et… voilá!!! ¿A quién le apetece probar?

.

.

.

Deja un comentario

Call Now Button
¿Tienes dudas? Te asesoro